El gato sobrevive a una hora de lavado y centrifugado dentro de la lavadora. Aparece enredado entre la ropa al terminar de hacer la colada.

50 minutos más el centrifugado, es el tiempo que pasó el gato del video dentro de una lavadora en funcionamiento.

El animal se coló dentro del electrodoméstico y su dueña, sin darse cuenta, se dispuso a hacer la colada. Se fue a ver la televisión y casi una hora después, al abrir la lavadora, se encontró al gato enredado entre la ropa mojada.

Obviamente, “en no muy buen estado”, aunque milagrosamente vivo. Por eso se dice aquello de que los gatos tienen siete vidas.

Fuente: El rincon de Martinez

Anuncios